El bienestar social como herramienta para mejorar la cohesión de equipo

El bienestar social es una parte fundamental de cualquier programa de bienestar laboral. Una de sus características es que debe evolucionar de acuerdo con el desarrollo de las nuevas situaciones que puedan surgir a lo largo del tiempo en la organización. Tener una buena estrategia para garantizar el bienestar social ayuda a mejorar la cohesión de equipo.

Pero ¿qué es y cómo se debe potenciar el bienestar social corporativo?

El entorno social dentro de la empresa juega un papel muy relevante en el bienestar de los empleados. El bienestar social hace referencia al desarrollo de relaciones positivas con otras personas, ya sea fuera o dentro del trabajo. En la organización, este concepto hace referencia a las relaciones con los compañeros de trabajo, con los directivos y con la empresa en sí. El bienestar social acaba derivando en la cohesión de equipo.

Algunas estadísticas de la consultora mundial Gallup refuerzan la importancia del bienestar social en la compañía:

  • Las amistades en el trabajo aumentan la rapidez y eficacia de los empleados
  • 3 de cada 10 empleados coinciden en que tienen un amigo cercano en el trabajo
  • La gente exitosa tiene un 20% más de probabilidades de tener compañeros de equipo exitosos
  • Se recomienda conectar socialmente 1h de cada 6h
Grupo de cinco personas uniendo sus manos en el centro mostrando la cohesión de equipo y el bienestar social.

Además, el bienestar social influye directamente en la consideración que cada empleado tiene de sí mismo y de su encaje en la empresa. Es decir, influye con fuerza en la autoestima y en el compromiso de cada trabajador. Existe una relación directa entre niveles altos de autoestima y compromiso y menores niveles de estrés, tanto emocional como financiero, y mayor bienestar físico. Por lo tanto, ¿cuáles deben ser los objetivos de un programa de bienestar social?

  • Crear comunidad y desarrollar un sentimiento de pertenencia al grupo
  • Implicar a los trabajadores en una cultura corporativa
  • Lograr que se sienta apoyado por la empresa y el equipo
  • Promover la participación activa en la empresa

El tiempo social genera capital humano y mejora la productividad

El liderazgo tradicional puede identificar la socialización en el trabajo como un tiempo poco o nada productivo. Según la creencia social, si alguien está socializando no puede estar haciendo su trabajo, ¿verdad?

La clave es simple: las personas se sienten motivadas a hacer mucho más por aquellas que consideran amigas. Tienen ganas de ver a sus amistades, ofrecerles su ayuda y, también, pedírsela cuando la necesiten. Tener a alguien que les reconoce el trabajo bien hecho y les brinda apoyo cuando las cosas se tuercen. Por eso, fomentar el bienestar social y la cohesión de equipo en la organización construye unos cimientos de confianza que ayudan a mejorar la productividad.

La importancia de las relaciones sociales

Nuestro día a día se forma a través de las personas con las que compartimos el tiempo, ya sea en el trabajo o durante nuestro tiempo libre. Nuestra identidad personal se define a partir de las relaciones más cercanas que tenemos. Por este motivo, la importancia de las relaciones sociales se magnificó con la llegada de la pandemia de la COVID-19. Durante la pandemia muchos trabajadores se tuvieron que separar físicamente de sus compañeros.

El sentimiento de pertenencia de los empleados hacia su organización es vital para conseguir unos altos niveles de compromiso y rendimiento que, además, fortalece a las organizaciones y sus valores.

Al pasar mucho tiempo en el trabajo, los empleados que forman parte de una organización que se preocupa por el bienestar social, se sienten mucho más motivados para trabajar.

¿Cómo empezar?

Para fomentar el bienestar social dentro de la organización es importante desarrollar la empatía sabiendo escuchar las necesidades de los empleados. La mayoría de veces las personas que forman parte de una empresa están deseando poder aportar su opinión.

Algunas de las acciones que se pueden llevar a cabo para fomentar el bienestar social y la cohesión de equipo en la organización son:

  1. Incluir la socialización dentro de tu programa de bienvenida.
  2. Hablar con el equipo y conocerlos.
  3. Integrar y combinar el bienestar social con el resto de objetivos de bienestar de tu organización:
    • Bienestar profesional: reconoce públicamente los méritos de un equipo.
    • Bienestar financiero: anima a la gente a compartir sus ideas para reducir el estrés financiero.
    • Bienestar físico: pide a los empleados que compartan sus estrategias y logros de salud.
    • Bienestar comunitario: utiliza el voluntariado comunitario como tipo de socialización entre empleados.
  4. Medir la satisfacción y clima laboral de la plantilla, identificar necesidades y plantear objetivos.
  5. Participar en distintas actividades juntos (formaciones, comidas, actividades de team building, retos de bienestar, etc.)
  6. Reuniones breves y periódicas con el personal para fomentar un sentido de propiedad colectiva y de esfuerzo compartido.
  7. Forma a personas que se conviertan en acompañantes naturales de bienestar dentro la organización.

Fomentar el bienestar social es imprescindible para conseguir relaciones interpersonales significativas. Las conexiones sociales son extremadamente importantes, no solamente para el bienestar, sino también para el rendimiento de los empleados. Elaborar un programa de bienestar laboral que incluya el bienestar social permite a las personas conectar el entorno laboral con el personal. Ayuda a crear comunidad, a desarrollar sentimiento de pertenencia y a implicar a los trabajadores en la cultura corporativa.

¿Quieres empezar?

Suscríbete a la newsletter