Detox Digital, la nueva regla del bienestar laboral

En la actualidad estamos inmersos en un entorno altamente tecnológico que nos permite estar hiperconectados casi el 100% de nuestro tiempo. En las empresas existe una gran preocupación, ya que el abuso de la tecnología puede tener consecuencias negativas en nuestra salud tanto mental como física. Por eso el detox digital tiene un papel importante, ya que nos ayuda a equilibrar nuestro bienestar.

La desconexión digital es un derecho del trabajador

Esta hiperconectividad a menudo hace que los trabajadores no puedan desconectar del trabajo en su tiempo libre. Esto genera en ellos un sentimiento de estrés, ansiedad y agotamiento. La falta de desconexión digital en el mundo laboral ha llegado a tal punto que se ha legislado como un derecho que tiene el trabajador.

La jornada laboral en España está regulada en el Estatuto de los trabajadores y establece que, la jornada legal de trabajo máxima no podrá ser superior a las 40 horas semanales de trabajo efectivo de promedio en cómputo anual. Así mismo el límite diario no podrá ser superior a las 8 horas de trabajo efectivo.

Un grupo de personas en una oficina con tablets y móbiles, planteándose el Detox Digital.

La hiperconectividad no es buena ni para el trabajador ni para la empresa

Esta hiperconectividad permanente expone a los empleados a una multitud de estímulos como: correos, mensajes, notificaciones, etc. Cuando ponemos el foco en la vida laboral, esto se traduce a constantes impactos durante y después de la jornada laboral para atender cosas que, posiblemente, no son urgentes. Esto provoca que se pierda el respeto al tiempo de descanso, vacaciones o incluso a la intimidad personal y familiar del trabajador.

La hiperconectividad digital causa problemas con la gestión del tiempo del trabajador, y además hay que tener en cuenta cómo puede afectar a su salud mental y su bienestar. Esta conexión permanente provoca: insomnio, irritabilidad, mal humor, desmotivación, agotamiento mental y falta de energía. Todo esto acaba causando menor rendimiento laboral, y esto afecta tanto al trabajador como a la empresa.

¿Cómo se puede trabajar desde dentro el detox digital?

Lo primero que hay que hacer como empresa, es generar una política de desconexión digital dentro del plan de bienestar laboral. En él se deben tener en cuenta los objetivos de las políticas que se aplicarán, como por ejemplo:

  • Procurar la salud, el bienestar y la felicidad de los trabajadores.
  • Mejorar la productividad laboral.
  • Incrementar las opciones de fidelizar el talento.

Recomendaciones para llevar a cabo el detox digital

1)    Determinar con claridad los canales de comunicación interna

  • Se debe especificar el canal por donde se comunicarán los diferentes protocolos de trabajo, la comunicación directa entre compañeros de trabajo, etc.
  • Las reuniones laborales deben ser eventos agendados previamente, determinando si es una reunión personal o vídeo llamada.

2)    Marcar en el calendario digital de la empresa el horario y los descansos para cada trabajador

  • Si los descansos están marcados es más fácil respetarlos y llevarlos a cabo.

3)    Realizar una comunicación interna y efectiva de las nuevas medidas de desconexión

  • Es importante que todos puedan cumplirlas, y de este modo los trabajadores sientan el apoyo de la empresa y la tranquilidad que merecen durante su descanso.

Los profesionales permanentemente conectados sufren excesos incontrolados

En este punto tenemos en cuenta el auge de las culturas empresariales que tientan a sus empleados a que estén permanentemente conectados, definido como “always on”. El profesional permanentemente conectado sufre excesos incontrolados y no remunerados de su jornada laboral. Además de las dificultades de conciliar la vida laboral con la personal.

Por lo tanto, es de suma importancia alcanzar una situación de bienestar digital dónde los empleados tengan claro el horario para responder a sus dispositivos, sin que sientan la necesidad de auto explotarse por miedo a perder su empleo, o por ser bien considerados a nivel organizacional.

Chica trabajando en su casa, haciendo una llamada con el móvil, delante del ordenador y apuntando en un cuaderno, ajena al detox digital.

La hiperconectividad puede ser un aliado o detractor de la productividad en la empresa, y esto dependerá en medida de la cultura organizacional y la adaptación de las personas en el uso de las tecnologías.

La empresa debe brindar las herramientas necesarias para hacer frente a esta problemática diaria y ayudar a incrementar el bienestar laboral de los trabajadores, lo que supondrá una mejora en la productividad laboral y la fidelización del talento.

Suscríbete a la newsletter